Entrenar a un perro es un trabajo que lleva tiempo y por sobretodo paciencia, es necesario conocer bien el proceso de aprendizaje del can para poder realizar un adiestramiento con resultados positivos. Son muchos los métodos utilizados para lograr que un perro se comporte dentro de las reglas básicas de su entorno, lo cual es muy importante cuando tenemos otras personas alrededor, si vivimos en apartamentos o lugares algo más estrictos.

Uno de estos métodos es el collar de adiestramiento un instrumento sencillo y bastante económico que le asegura un resultado excepcional a la hora de entrenar a su perro para que deje de ladrar en ciertos momentos. Es tan simple como colocar el dispositivo como un collar regular y ajustarlo a las especificaciones de su perro, es decir la sensibilidad y el grado de corrección.

Principios del collar de adiestramiento

El objetivo del collar de adiestramiento es reducir los ladridos de nuestra mascota, esto se realiza a través de un sistema de castigo humano en el cual el perro asocia el ladrar con un refuerzo negativo que puede ser desde una vibración y un sonido hasta un leve impulso eléctrico, existen diferentes métodos por lo cual es importante que siempre cuente con el consejo de un profesional en comportamiento canino que le instruya cuando y como usarlo.

Muchos modelos en la actualidad han abandonado las prácticas más agresivas contra los canes, es decir, aquellas que le infligen daño directamente en su lugar se ha optado por un sistema más humano, la aplicación de vibración en la garganta del perro en conjunto con un sonido audible, esto en vez de ser dañino es simplemente molesto, después de unos breves momentos el perro entenderá que puede evitar estas molestias dejando de ladrar.

Tipos de collar de adiestramiento

Existen en el mercado una gran variedad de modelos, permitiéndole encontrar el collar de adiestramiento correcto para su perro, pero en este artículo solo mencionaremos los principales y más usados mecanismos, estos son:

  • Collares de vibración: como ya mencionamos anteriormente, este es uno de los mecanismos más inofensivos y por ende uno de los más utilizados en todo el mundo por amantes de los perros, su función se basa en la aplicación directa de un estímulo vibratorio en la garganta de su perro en conjunto con un pitido causando molestia al can, es importante, al igual que con los demás collares, que este esté bien ajustado.
  • Collares de adiestramiento con shock: en estos casos se utiliza un dispositivo de shock que envía impulso estático gracias a dos electrodos hacia el cuello del can, muchas veces este sistema comienza con un ligero estímulo que se va intensificando a través de una serie de niveles si el perro no deja de ladrar, es muy importante que esté consciente de la intensidad del mismo, ya que pueda a causar un verdadero daño en su mascota si el impulso es demasiado fuerte.
  • Collares con spray de citronella: este método utiliza la emisión de un spray de un líquido con esencia de citronella cada vez que un pequeño sensor en el collar de perro detecta la vibración producida por un ladrido, para muchos perros esto resulta poco placentero lo cual hace que el ladrido se detenga.

Recomendaciones de uso

La principal advertencia que dan todos los veterinarios y entrenadores de perros es no utilizar el collar de adiestramiento como principal y único método de instrucción, un perro que no esté entrenado y que no sea capaz de relacionar el castigo con un mal comportamiento sufrirá de gran ansiedad cuando se le coloque un collar antiladridos.

Es por esto que recomendamos, que siempre antes de comprar un collar de adiestramiento consulte directamente con un conocedor de perros, un profesional o un veterinario ahorrando tiempo, dinero y en especial, ahorrandole traumas innecesarios a su compañero canino.